Posted by : István Ojeda Bello jueves, 8 de junio de 2017

Dos indigentes en Manchester salieron del anonimato no por su triste condición, sino por su humanidad. De nuevo se trastocan los roles y lo insignificante se torna notorio. El 22 de mayo pasado Chris Parker y Stephen Jones tenían sus bolsillos vacíos y pocas, tal vez ninguna, posibilidad de progreso en sus vidas.

Para ellos la aglomeración de adolescentes y sus padres con motivo del concierto de Ariana Grande en el Manchester Arena era una excelente oportunidad de hacerse de algún dinero pidiendo limosnas y, con suerte, encontrar un sitio donde dormir.

Entonces sobrevino la estampida, los heridos, los muertos, el horror…

La explosión de un suicida lanzó a Parker al suelo, mas este optó por correr en sentido contrario a la huida despavorida de la multitud. Él detuvo la hemorragia de una niña que acababa de perder sus piernas y abrazó a una mujer que murió en sus brazos.

«Tenía unos 60 años y había ido con su familia. No he dejado de llorar», le contó después a la Asociación de Prensa del Reino Unido.

A Jones lo despertó el estruendo mientras dormía en las inmediaciones del estadio. En medio del pánico generalizado su impulso fue acercarse al lugar de la tragedia. Con dificultad extrajo clavos de los brazos de los heridos por la detonación del artefacto casero.

El suceso hizo a un número apreciable de personas, dentro y fuera del Reino Unido, reparar en la indigencia de sus conciudadanos. La primera probablemente haya sido la propia madre de Chris Parker quien llevaba varios años sin noticias suyas y dijo sentirse «extremadamente orgullosa» de él y con deseos de volver a verlo.

«Alguien que hace algo tan desinteresado como lo que hizo él merece ser ayudado», declaró Dave Sullivan, uno de los propietarios del equipo de fútbol West Ham.

El ejecutivo aseguró que le pagaría a Stephen Jones el alquiler de una vivienda durante seis meses, le compraría ropa y le buscaría un empleo, mientras en Internet se establecían sendos sitios web de recaudación de fondos para los dos héroes inesperados.

En el proceso quedó como algo irrelevante por qué dos hombres aparentemente saludables y obviamente de buenos sentimientos llevaban más de un año en semejantes condiciones de vida. Tampoco pareció importar demasiado su insistencia en destacar su humanidad a pesar de su estatus social. «Solo porque soy indigente no significa que no tenga corazón o que no soy humano», le dijo Jones a la televisora ITV de Londres. «Me gustaría pensar que alguien más me ayudaría a mí si lo llegara a necesitar», añadió.

Dicen, y con razón, que las tragedias sacan lo mejor y lo peor de las personas. La de Manchester trajo a la luz la bondad de dos sin techo y de quienes ahora conmovidos están dispuestos a ayudarlos. Pero también dibujó con nitidez la naturaleza de un sistema que privilegia la libertad, sí, pero de comprar y vender. Entonces si no puedes participar en esa ecuación mercantil sencillamente sobras.

La de Jones y Parker es una pobreza relativamente distinta a la de sus «colegas» de África, América Latina o del Sudeste asiático, aunque igual de desoladora y triste.

«Este miserable que pasa a vuestro lado vestido de harapos, ha sabido esta mañana lo que ocurrió ayer en Corea», decía a inicios del siglo XX el escritor de origen español Rafael Barrett, advirtiéndonos la paradoja de la modernidad capaz de socializar la información, no la riqueza. Y como si estuviera hablando hoy concluía: «Esto es muy hermoso, pero él tiene hambre, y el hombre es su enemigo, como en la edad de las cavernas».

Chris Parker y Stephen Jones han ido en contra de la inhumanidad del capitalismo, recordándole al mundo que no debería haber terrorismo, como tampoco indigencia en primer lugar: el uno asesina en nombre del fanatismo y el odio, la otra condena a la muerte y la exclusión en el más cruel de los anonimatos.

Publicado originalmente en Granma

Soy...

Mi foto

Periodista cubano, apasionado por su país y el béisbol. Analista de temas nacionales e internacionales en el periódico 26 de Las Tunas. Escribo mis opiniones en mi blog Cubaizquierda.

En 280 caracteres...

Lo más leído

Sígueme por Email

BlogoVentana

Con la tecnología de Blogger.

- Copyright © Cubaizquierda -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -